El día martes 21 de noviembre un numeroso grupo de taxistas convocados por SPAT, ATC, UPAT y el SPT nos movilizamos desde las 8 de la mañana frente al Juzgado del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas Nº 21 sito en la calle Tacuarí 138, con motivo de la comparecencia del gerente de UBER Sr. Mariano Otero, ante la Jueza Dra. Cristina Beatriz Lara, en relación con las denuncias por fraude fiscal, evasión impositiva y demás realizados por el Fiscal Martín Lapadú como resultado de las múltiples investigaciones, allanamientos y secuestro de documentación en las oficinas utilizadas por UBER para desarrollar su negocio ilegal.
La audiencia ante la Jueza se realizó a pedido del Dr. Ricardo Gil Lavedra en su carácter de abogado defensor de UBER, solicitando el mismo la eximición de prisión que podría corresponderle a su defendido el Sr. Otero. Destacamos que en la audiencia participó el fiscal Rodrigo Pagano Mata.
Los extraños argumentos esgrimidos por el Dr. Gil Lavedra fueron los siguientes:
Que, pese a que su defendido viaja mucho al exterior, cada vez que hubo una requisitoria judicial se presentó.
Nos respondemos: Sí, su familia vive en el país… Pero él es soltero y vive solo…
Dice: Que tiene un contrato laboral en el país.
Nos respondemos: Sí, pero realizado con la ilegal UBER.
Dice: Que no va a entorpecer la investigación judicial.
Nos respondemos: Sí, pero cuando la fiscalía determinó que fueran secuestrados los celulares a los “socios de UBER”, los mismos fueron borrados remotamente.
En fin, insólitamente la Jueza aceptó estos argumentos otorgándole al Gerente de UBER la eximición de prisión, que de comprobarse este delito le correspondería una pena de cuatro a nueve años de prisión.
Ante semejante fallo, el Fiscal Lapadú, demostrando su inquebrantable compromiso con lograr la aplicación de justicia genuina, elevó una apelación a la Cámara respectiva.
Los taxistas saludamos a este probo funcionario que, al igual que el Fiscal Rodrigo Pagano Mata, con su correcto y valiente accionar enfrentan a una poderosa multinacional, nos invitan a creer que no todo está perdido en este Poder Judicial, del que con razón la mayoría de nuestra ciudadanía descree.