Nuestro gremio viene soportando actualizaciones de la tarifa inferiores al ritmo inflacionario. El 22 de mayo pasado SPAT, UPAT y ATC presentamos un estudio de costos donde demostramos estar necesitando una actualización tarifaria del 22%. Recién el 22 de junio se autorizó la nueva tarifa que apenas supera el 19%.

La ley que regula nuestro servicio (3622) señala en su artículo 12.5.4 de actualización tarifaria lo siguiente: El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mantendrá actualizada la tarifa con la finalidad de garantizar los niveles de servicio, a cuyo fin procederá semestralmente a revisar y actualizar –en caso de corresponder– las tarifas.

Todos los medios periodísticos coinciden en señalar que posteriormente al acto eleccionario de octubre el Gobierno dispondrá un incremento en los costos de los servicios, así como una baja en los subsidios de los mismos. Asimismo se prevé un aumento del precio de los combustibles.

El taxi es el único transporte que no recibió ningún tipo de subsidios… Pero por lo menos solicitamos se nos permita no seguir desactualizados con respecto a los costos y se cumpla con lo que contempla la ley 3622.

Para garantizar los niveles de prestación resultaría necesaria una actualización de nuestra tarifa –de acuerdo al estudio de costos realizado– no inferior al 10% aplicable para fin de noviembre, principios de diciembre de este año. Por lo cual esperamos expectantes los acontecimientos económicos posteriores a las elecciones.