El día jueves 16 de septiembre la Legislatura de la Ciudad aprobó el proyecto impulsado por el Ejecutivo que implementa una tecnología propia para dotar al taxi de una innovación responsable que redundará en mejor servicio al usuario y mayor seguridad al taxista. Eso se da porque al solicitar un pasajero un viaje por la aplicación del celular, el pedido lo recibirá el móvil que se encuentre más cercano, recibiendo el usuario todos los datos del vehículo y de su conductor, incluyendo su fotografía. También verá la evaluación que le merece el conductor a los pasajeros que transportó y el estado de su vehículo.
Por su parte, el taxista tendrá los datos del pasajero en su celular, por lo cual contará con mayor seguridad en su trabajo.
El sistema también contempla el cobro del viaje a través de crédito o débito si el taxista así lo acepta.
Las entidades taxistas acompañamos este proyecto por todas las ventajas que nos provee y nos equipara con los sistemas en vigencia en las ciudades de los países más desarrollados.
Tal como lo afirmamos en nuestro enfrentamiento con UBER, los taxistas no rechazamos ni nos oponemos a la innovación tecnológica. Todo lo contrario. Lo que no toleramos es la competencia desleal de multinacionales que funcionan en la ilegalidad.