La ley de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral Nº 26.940 creó un nuevo régimen permanente de contribuciones a la seguridad social, destinado a un segmento específico de empleadores, los microempleadores.
Microempleadores
Según la ley, microempleador es todo aquel que cuente con hasta 5 empleados y que muestre en 2013 una facturación anual menor a los $2.400.000, excluyendo las empresas constituidas como sociedades anónimas (SA). Solo pueden ingresar al nuevo régimen personas físicas (autónomos o monotributistas), sociedades de hecho, sociedades de responsabilidad limitada (SRL), o asociaciones civiles. Los empleadores que incrementen su nómina a 7 trabajadores seguirán en el régimen aunque pagarán contribuciones sin descuento por los trabajadores sexto y séptimo.
Período en que rige el beneficio de reducción de contribuciones
El beneficio de reducción de contribuciones establecido rige a partir del período devengado agosto de 2014.
Fecha de aplicación de las disposiciones de la RG 3683/14
La RG 3683/14 entra en vigencia a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial, el 10/10/2014. No obstante, los empleadores a los que les hubiera correspondido gozar del beneficio de reducción de contribuciones, establecido por el Título II de la Ley N° 26.940, a partir del período devengado agosto de 2014, podrán presentar las declaraciones juradas correspondientes a dicho período y, en su caso, al devengado septiembre de 2014 cuando hayan sido presentadas con anterioridad a la fecha de publicación de RG 3683/14, debiendo hacerlo por nómina completa, hasta el 28 de noviembre de 2014, en cuyo supuesto no serán de aplicación las disposiciones de la RG 3093/11.
Beneficios por estar incluido en el Régimen Permanente de Contribuciones a la Seguridad Social para Microempleadores
Ingresará por cada uno de sus trabajadores contratados por tiempo indeterminado, con excepción de la modalidad contractual regulada en el artículo 18 de la ley 26.727, el 50% de las contribuciones patronales establecidas en el régimen general con destino a los siguientes subsistemas de la seguridad social:
a) Sistema Integrado Previsional Argentino, leyes 24.241 y 26.425;
b) Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados Y Pensionados, ley 19.032 y sus modificatorias;
c) Fondo Nacional de Empleo, ley 24.013 y sus modificatorias;
d) Régimen Nacional de Asignaciones Familiares, ley 24.714 y sus modificatorias;
e) Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios, leyes 25.191 y 26.727.
El sujeto que encuadre en el beneficio deberá consignar en la declaración jurada determinativa mensual (F.931) del primer período en que haga uso del mismo, los – Códigos de Modalidades de Contratación – respectivos.
En caso de estar incluido en este régimen, ¿se puede gozar también de la reducción en las contribuciones con destino a obra social?
No, no se encuentran comprendidas entre las reducciones contempladas en éste Régimen las contribuciones previstas en la Ley N° 23.660 y sus modificatorias, con destino a las obras sociales, como tampoco las cuotas destinadas a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, previstas en la ley 24.557 y sus modificatorias.
Si se reduce la nómina de empleados a 5 trabajadores mediante despidos, ¿se puede gozar de los beneficios que otorga el Régimen Permanente de Contribuciones a la Seguridad Social para Microempleadores?
No, no podrá hacerlo hasta transcurridos 12 meses contados a partir del último despido.
Si se está en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), ¿se puede continuar gozando de los beneficios previstos para Microempleadores?
No, no podrá gozar de dichos beneficios en tanto permanezca en el Registro.
Si se tienen 5 trabajadores y se incrementa la nómina en 2 trabajadores, ¿continúa comprendido en el Régimen Permanente de Contribuciones para Microempleadores?
Sí, aun cuando incremente la nómina de cinco trabajadores mediante la incorporación de hasta dos nuevos trabajadores, continuará comprendido en el Régimen Permanente de Contribuciones para Microempleadores por los primeros cinco. En este supuesto, por las dos nuevas incorporaciones, en tanto se trate de contratos por tiempo indeterminado, gozará durante el primer año de contratación de la exención de ingreso de las contribuciones correspondientes conforme al régimen (Título II – Capítulo II, Ley 26.940), mientras que durante el segundo año las contribuciones a ingresar serán reducidas en un 75%.